There goes My Hero… Requiem para el arte


“ES MÁS FÁCIL IMAGINAR EL FIN DEL MUNDO QUE EL FIN DEL CAPITALISMO”. Menciona Mark Fisher (periodista de rock y autor de “Capitalism Realist”, 2009). Para él, el potencial “subversivo” del arte ha sido raptado por el capitalismo y reconvertido en otra cosa. De ahí que lo “indie-alternativo” sea una opción más de la cultura hegemónica.
1991 – mis compas rockers se acercan y comentan sobre una nueva banda de rock entonando el coro de darara ra – darara raa, es la neta, ¿ya la escuchaste?

yo: no, no tengo MTV, rolen el CD

Una semana después lo tenía en mis manos, el bebé nadando… pero sólo por un día.

Escuché la mentada rola: with the lights out – it´s less dangerous… la grabé en una cinta y así comenzó todo.

Nirvana fue y sigue siendo mi génesis. Hoy me sigo preguntando qué vi en ellos. Pero no haré una reseña, reportaje o analogía, mi punto es: ¿qué hace a Kurt Cobain mi héroe?

Ese fin de semana compré mi copia de Nevermind (la cual aún conservo) y dos semanas después compré mi Bleach, eran los tiempos de Michael Jackson, Guns n´Roses y U2, solía escuchar Rock 101 y WFM jaja.

Me declaro fan número 1 de Nirvana, pero trato de no aparentarlo, después me hice fan de mil bandas más y me divierte ver cuando los vatos se montan en la pose de críticos musicales y alardean de ello, regularmente con catastróficos resultados.

Hablando de revolucionarios, me parece que vi en él eso que necesitaba mi aburrida existencia, encontré libertad, identidad y mucha mala vibra, me volví crítico de la mano de un gringo adicto que cantaba aunque no quería hacerlo, verlo tocar era verlo hacer un berrinche porque era más a huevo que nada. Sentía lástima y admiración, sentía respeto y pena por ese tío, pero el ritual de sus tocadas es mi materia prima, es de lo que estoy hecho.

Estoy feliz de no haberlos visto tocar en vivo nunca, eso hubiera sido fatal, aún en esos días pensaba en lo punkrocker como algo contracultural y semianarquista, era perverso, era el arte hecho revolución.

Con el paso del tiempo mi visión fue cambiando y Nirvana cada vez me quedaba más chica como banda favorita, después de tanta música escuchada, tanta lectura y vivencias chidas.

Ahora entiendo que Cobain solamente quería morir y dejar atrás eso que no podía hacer en vida, sabía que su arte era un producto más del supermercado, el ser héroe de millones no le sanaba la herida, su suicidio fue un verdadero acto contracultural, de otra manera solo hubiera esparcido su odio por el resto de su vida. Mensaje: ya no me miren a mi, miren hacia ustedes.

Después de casi 22 años de aquella mañana en la escuela donde escuché Teen Spirit sigue siendo mi héroe, quiero ser Kurt Cobain, pero mi neurosis me mantiene inmerso en este sueño… muy en el fondo sigue apestando a adolescente en mi casa…    
Fisher escribe: “Nadie ha encarnado (o luchado contra) este conflictivo punto más que Kurt Cobain y Nirvana. En su espantosa lasitud y su ira sin ninguna finalidad, Cobain parece haber dado una fatigada voz a los descorazonados de la generación que ha venido después en la historia, cuyos movimientos fueron anticipados, seguidos, comprados y vendidos antes de que hayan podido siquiera suceder. Cobain sabía que era solamente otra pieza del espectáculo, que nada funciona mejor en MTV que una protesta contra MTV; sabía que cada uno de sus movimientos eran un cliché programado por adelantado, incluso dándose cuenta que eso es un cliché”

Qba

2005_the_devil_and_daniel_johnston_012

Anuncios
Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Qba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: