Defender a tu enemigo


¿Cómo te deshaces de la carga que no permite el crecimiento? Yo me asesiné hace muchos años y tu, ¿cuando?

En “Así habló Zaratustra” Nietzsche hace referencia a tres transformaciones del espíritu: cómo el espíritu se transforma en camello, el camello en león y, finalmente, el león en niño. El camello representa el momento de la humanidad humilde, el sometimiento, el saber soportar con paciencia las pesadas cargas, la carga de la moral del resentimiento hacia la vida. El león representa al hombre como crítico, como nihilista activo que destruye los valores establecidos, toda la cultura y estilo vital occidental. Y el niño representa al hombre que sabe de la inocencia del devenir, que inventa valores, que toma la vida como juego, como afirmación, es la metáfora del hombre del futuro, del superhombre.

Me preguntaba si estos asuntos filosóficos tienen que ver con nuestra realidad social, desde luego que mi respuesta es: , ya que seguramente aquellos detractores de la metáfora dirían: “solamente creo en lo que veo, al diablo los camellos y Nietzsche”.

Si hacemos un análisis histórico y biológico podemos dar cuenta de que toda sociedad ha tenido un ciclo de desarrollo como cualquier otro ser vivo, como las galaxias, nuestro planeta y el hombre mismo. Un momento inicial, de inocencia, de reconocimiento, de adaptación; posteriormente observamos el auge, el dominio, el pico de todo organismo; después llegamos a la decadencia, el desgaste, la caída; finalmente vemos la muerte y descomposición. Sin embargo la cosa no termina ahí, ya que ese legado, esa herencia, esa genética, renace y se integra a un nuevo organismo, a una nueva sociedad, a un pueblo. Nietzsche era genial y astuto, o tal vez no tan genial, sólo sabía cómo contar historias (aunque debo confesar mi profunda admiración y respeto). Y dicho sea de paso, él hablaba en su texto sobre Dios, ese era el tema eje de su análisis, aún así, encaja perfecto.

Mi duda es ¿porqué algo tan elemental se vuelve algo tan complejo de entender cuando lo tratamos de ver en nosotros mismos? ¿no deberíamos entrar a la etapa de transformación de nuestro espíritu en niño?  ¿si hoy día somos leones, de qué debemos deshacernos? ¿lograríamos un cambio social profundo tirando todo lo que sabemos sobre nosotros mismos?

Claramente nuestro país necesita cambios estructurales de raíz, y en cada uno de nosotros está esa responsabilidad, la vida no deja de ser un montón de posibilidades, ¿cual será la que eligiremos de aquí en adelante? ¿regresaremos a ser camellos? finalmente es más cómodo, ya sabemos que podemos “vivir así”, pero ¿no sería traicionar la buena voluntad del increíble Nietzsche? o ¿podremos llegar al status de superhombres y supermujeres? esto último claro, implica pérdidas para lograr ganancias.

En estos días he encontrado una y otra vez, gente que aboga por la paciencia, la sumisión y el órden (claro, el órden de lo establecido), que no es capaz de ir un paso más allá, que pretende que todos regresemos a ser camellos en pro de las buenas costumbres, de la buena voluntad de quienes detentan el poder, de intereses propios, de intereses de grupos, de un supuesto órden social, del respeto, es como si les pagaran por eso, como si creyeran que eso los hace mejores, afirman cosas que ignoran, tratan de convencer sin argumentos de algo políticamente correcto, es el triunfo de lo que llevamos cargando, de esa bola de ideas que no nos dejan crecer y jalar parejo, de eso que se espera de una sociedad menor de edad: sumisión y órden. En psicología lo llamamos Síndrome de Estocolmo. Es defender a tu enemigo…

Y por otra parte es sumamente satisfactorio ver gente que ha dado el paso, que cambió, que reubicó su sendero, que liberó su mente, se asesinó para renacer. Eso mantiene viva mi propia esperanza, porque finalmente es la historia de la humanidad, todo muere para renacer.

Sólo hay que atreverse.

Por Qba

Anuncios
Tagged with: , , ,
Publicado en Qba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: